La escuela Waldorf Córdoba se despliega a la sociedad, mostrando que es posible participar, hacer crecer una idea y transformarla en realidad para el bien de la infancia, que es el futuro.

Los tiempos que acaecen nos están deslumbrando con la capacidad creativa y la generosidad de las familias, que están desarrollando iniciativas para fortalecer la escuela y trasladar esta energía hacia fuera. En esta ocasión, un evento de gran alcance ha sido el movimiento que de manera personal y material ha beneficiado a la Escuela Piedra y Cielo.

Queremos agradecer a Miriam, de Psicorumbo, su colaboración y su aportación a este proyecto, que es de todas y todos en realidad.

¡Gracias Miriam!

www.psicorumbo.com